Los tuyos lo merecen todo, no ahorramos en cuidados

  • Existe una relación directa e inmediata entre riesgo habitacional y disminución de la calidad de la alimentación y la nutrición. 
  • Ante la dificultad de pagar los suministros básicos de agua y electricidad, las familias terminan gastando menos en comida sana como frutas, verduras, carne y huevos.
  • Las familias afectadas se ven obligadas a sacrificar el pago de gastos escolares de sus hijos y la compra de ropa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies